Archivo de la etiqueta: economía

¿Qué tienen que ver el matrimonio y la fecundidad con la economía?

El reporte internacional The Sustainable Demographic Dividend (Dividendo Demográfico Sostenible, SDD) ya cuenta con la versión en castellano.

Este reporte recopila datos sobre 29 países de los cinco continentes respecto a temas de familia. Estos datos fueron analizados por una red de investigación internacional, liderada por el Profesor investigador de la Universidad de Virginia, el sociólogo Bradford Wilcox, con la colaboración diversas instituciones educativas y de investigación alrededor del mundo como Social Trends Institute

“El Dividendo Demográfico Sostenible: ¿Qué tienen que ver el matrimonio y la fecundidad con la economía?” afirma que, a largo plazo, la prosperidad de la economía moderna aumenta y disminuye con la familia. El informe enfoca los roles clave que el matrimonio y la fecundidad juegan en el mantenimiento del crecimiento económico a largo plazo, la viabilidad del Estado de bienestar, la cantidad y la calidad de la mano de obra, y la productividad de los grandes sectores de la economía moderna.

El mensaje de fondo de El dividendo demográfico sostenible es que las empresas, los Gobiernos, la sociedad civil y los ciudadanos se verían beneficiados si se fortaleciera la institución familiar —en parte porque la riqueza de las naciones y el comportamiento de los grandes sectores de la economía moderna dependen, en gran medida, del futuro de la familia.

Puede descargar el Pdf del estudio en la sección DESCARGAS.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Bienestar Económico, fecundidad, matrimonio

El descenso acelerado de la fertilidad afecta negativamente en la economía

El Reporte internacional del SDD explica que descenso acelerado de la fertilidad afecta negativamente en la economía pues trae como consecuencias: encogimiento de la fuerza laboral, aumento progresivo de la población dependiente y reducción de la población joven, desaceleración del mercado (especialmente de sectores que dependen del consumo de las familias), falta de incentivos endógenos para la innovación tecnológica y científica, disminución del emprendimiento (concentrado sobre todo en la población joven), crecimiento económico más lento, y sobrecarga al erario público para el pago de pensiones de jubilación.

Más de 75 países del mundo experimentan un descenso dramático en su nivel de fertilidad, situación que los ubica por debajo del nivel de reemplazo (2.1 hijos por mujer) que necesitan para mantener su fuerza laboral en los estándares actuales.

La fuerza laboral a nivel global se incrementó en un 40% en el período 1990-2010, pero crecerá 400 millones menos durante los próximos veinte años, si se mantienen las tendencias actuales.

Para el caso del Perú, el SDD, nos dice que las cifras de natalidad todavía permanecen altas comparadas con las de los otros países de la muestra, como se ve en el gráfico.

Según estimaciones del INEI (1950-2050) la tasa bruta de fertilidad (número de hijos por mujer) fue para el período 2005-2010 de 2.6, además se calcula que para el 2022 Perú habría llegado al umbral de reemplazo generacional, con 2.11 hijos por mujer.

Deja un comentario

Archivado bajo Bienestar Económico, Cultura familiar, Estabilidad familiar, Estructura Familiar, Fertilidad, Medios de Comunicación, Perú, Política Familiar

Diversos sectores del mercado obtienen más ganancias cuando los adultos se casan y tienen niños

El Reporte internacional del SDD nos dice que los adultos casados y con niños gastan más dinero en productos y servicios relacionados al hogar (comida, vivienda, seguros de de vida y salud, implementos para la limpieza, mantenimiento del hogar y del cuidado personal, juguetes) que los adultos solteros y/o sin niños. Por lo tanto diversos sectores del mercado obtienen más ganancias cuando los adultos se casan y tienen niños.

Los padres casados consumen más productos y servicios para sus niños que los padres solteros, pues sus ingresos son superiores. Además no sólo gastan más en el hogar, sino que dedican más tiempo al mantenimiento de éste y a las tareas domésticas. Incluso tienen patrones de consumo más responsable.

En este gráfico, podemos observar lo dicho:

Deja un comentario

Archivado bajo Bienestar Económico, Cultura familiar, Estabilidad familiar, Fertilidad, Medios de Comunicación